El Himalaya y el Chara


Dicen las leyendas indias que el Charas es tan bueno que hasta el mismísimo dios Shiva lo fumaba cuando se retiraba a meditar a las montañas.
En el Himalaya pueblos y comunidades que habitan en las alturas (3000m Aprox.), lejos de las carreteras y caminos pavimentados, caminando varias horas para llegar.

Estos pueblos, la mayoría, viven de la producción ilegal de Marihuana Sativa, la usan para hacer Hachís del tipo “Charas” que significa “hachís extraído a mano”, este Hachís es muy cotizado en el mercado. El Hachís se  extrae de la planta mientras todavía está viva y en pie, para después ser compactada y moldeada en coquetas posturas negras y gomosas, casi no tiene impurezas.

La pureza del charas junto a su naturaleza sativa, le convierten en una auténtica “delicatessen psicoactiva” que produce efectos trascendentales y ligeramente eufóricos, y si es de la mejor clase, un efecto de ampliación de los sentidos y comunión con el entorno.

El cannabis tiene profundas raíces en la sociedad india, se remontan al 2000 AC en las escrituras hindúes. Sin embargo, puesto que la droga fue prohibida en la India en 1985, ha habido una presión a escala nacional y mundial para frenar la producción de cannabis en el valle del Himalaya. Pero esto sólo ha llevado a un aumento del precio de Charas en el mercado mundial, y de hecho ha empeorado la situación de los habitantes del pueblo que no tienen otra alternativa real para su sustento que no sea el Hachís.

1 Comentarioss

Deja un comentario.